Universidad Católica del Norte, Antofagasta, Chile
June 24, 2019

Back in the UK, I study Spanish and Geography at University. As part of the course I was required to spend a year abroad in a Spanish speaking country. I had the option to study in Spain, or work in South America with the British Council. As soon as South America was mentioned, I knew I had to go there. I’ve always been someone who loves to travel and explore new places, so I immediately set this as my goal. In August of 2018, the time came to say goodbye to my home in England and fly to the other side of the world to start my new life in Chile. Of course, I had many fears… how would I make friends? Is my Spanish good enough? Will I be lonely? But that was overridden by the feeling of intense excitement and promise for my new adventure.

Llegué a Santiago, Chile, el 15 de agosto de 2018. No conocía a nadie. Afortunadamente, unas semanas antes de salir del Reino Unido, otro asistente de idiomas que iba a trabajar en la misma Universidad que yo en Chile me había contactado a través de Facebook, y habíamos arreglado reunirnos en Santiago para explorar la capital durante unos días antes de dirigirnos a la ciudad en el norte. Nunca había conocido a esta chica, Laura era su nombre, así que cuando llegué al apartamento que estábamos alquilando juntas, sentí una sensación de nerviosismo mezclado con cansancio intenso del largo viaje de 18 horas. En el segundo en el que abrí la puerta y conocí a Laura todos mis miedos desaparecieron. Inmediatamente hicimos clic. No me malinterpretes… no nos parecemos en nada, ella es desordenada, salvaje y torpe, y yo soy ordenada, muy sarcástica y extrovertida, pero no podíamos trabajar mejor juntas. Nos hemos vuelto tan íntimas en tan poco tiempo y estoy tan agradecida de tenerla en mi vida. No podía imaginar estar al otro lado del mundo con nadie más.

Las dos primeras semanas en Antofagasta fueron muy extrañas. Laura y yo nos pegamos la una a la otra como pegamento. Me tomó un tiempo hacer algunos otros amigos, sin embargo alrededor de la Universidad, un grupo de chicas especialmente me llamo la atención, no sé por qué, pero sentí una atracción hacia ellas. Decidí hacer el esfuerzo para empezar a hablar con ellas y de inmediato nos hicimos amigas. Sabía que íbamos a ser cercanas y desde ese día nunca hemos mirado atrás. Son personas increíbles a las que amo con todo mi corazón. Nos reímos juntas, lloramos juntas y hacemos cosas locas juntas. Han impactado mi vida más de lo que podría haber esperado y realmente creo que son mis amigas de por vida. Junto con este grupo de amigos, conocí a una de las personas más increíbles del mundo a la que ahora puedo llamar mi pareja.

Nuestra Universidad en Chile tiene un montón de estudiantes de intercambio de todo el mundo. México, Colombia, Perú, Francia y España, sólo por nombrar algunos. Laura y yo estuvimos agrupados con estos estudiantes desde el principio, a pesar del hecho de que estamos aquí como asistentes de enseñanza de inglés. Aunque hay bastantes de nosotros, los extranjeros, por lo general siempre he encontrado bastante difícil socializar con ellos. No entendí por qué al principio, pero ahora me he dado cuenta de que es la diferencia en las culturas y los sentidos del humor. Soy amiga de ellos, pero me resulta difícil estar cerca y encontrar intereses similares, mientras que los chilenos son muy parecidos a los británicos (en términos de humor sarcástico y “seco” y hábitos generales de ocio), por lo tanto, me he encontrado con amigos principalmente chilenos.

Aunque no tengo las relaciones más fuertes con los otros estudiantes de intercambio en mi universidad, he tenido la suerte de conocer las otras FLA del Consejo Británico en todo Chile, que me ha dado la oportunidad de viajar y hacer nuevos amigos que voy a llevarme a casa al Reino Unido conmigo. Me he acercado especialmente con una chica que vive en el sur de Chile llamada Fran, y una chica de aún más al norte llamada Katy. Hemos tenido un montón de aventuras juntas, incluyendo un recorrido por Brasil y una aventura en el desierto en el pueblito cerca de mi ciudad, llamado San Pedro.

Dirigiéndose hacia el futuro, confío en que todos los que han entrado en mi vida durante los últimos 8 meses se quedarán en él durante los próximos años. Mirando hacia atrás, la persona que era cuando llegué aquí en Chile parece un recuerdo distante. Ahora estoy más confiada, mi español ha mejorado más de lo que podría haber imaginado y creo que mi perspectiva de la vida es mucho más positiva. Confío en mis habilidades como profesora de inglés, soy más consciente culturalmente, y lo más importante, soy feliz.

Thinking about having to leave Chile after spending the last 8 months (and soon to be a whole year) here in this beautiful country makes me feel so sad. I have built a life here with experiences that I will never forget and friends that will be by my side for life. Without a doubt I will be back in the near future and Chile will always hold a special place in my heart.

Self and Relationships

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *