When I thought about doing a year abroad, I had no doubt that I wanted to come to Perú. The idea of leaving everything I knew and entering into the unknown excited me; and I’ll tell you why it was the best decision of my life:

Cambiar tu vivienda siempre es una aventura; elegí vivir con una familia peruana de cuatro personas y nueve  estudiantes de intercambio. De inmediato la casa ha sido una locura, siempre hay alguien en la cocina gritando en el español (el ingles es completamente prohibido) o tocando música española – que acá consiste mayormente de reggaeton. Lo mejor de esta residencia es que la familia me cuida. Por eso, tengo consejos de los lugareños, me recomiendan los lugares para visitar, para comer, y las cosas fuera de lo normal.

Para mi ha sido difícil estar lejos de mi familia, ya que tuve que pasar fechas importante lejos de ellos; sin embargo, junto a los otros estudiantes de intercambio con los cuales estamos experimentando la misma realidad, hemos creado grandes lazos de amistad lo que se ha transformado básicamente en mi segunda familia. La gente que describo hace que esta experiencia sea algo mágico, hacemos todo juntos, no me siento nunca sola, y los vínculos que se han formado durante mi tiempo acá no lo voy a olvidar nunca. Todos tenemos la fuerza suficiente para aprender otra lengua; por otro lado, no tiene que darte  vergüenza si te equivocas, porque estas cosas no importan ya que todo el mundo intenta ayudarte y de eso se trata aprender un nuevo idioma.

Al tratar otros temas: las tendencias, las identidades, los asuntos urgentes. Me refiero a mis amigos que he hecho acá, en la residencia o en la universidad, me enseñaron sin darles cuenta la vida cotidiana y lo más importante de la vida peruana/hispanohablante. Por ejemplo, de estar en la casa, aprendí la cultura reggaetonera que incluye el amor para bailar en este país. La habilidad para bailar es nacional, desde joven se aprende a bailar, que también es una parte de la experiencia porque no es así en la cultura británica.

Asimismo, la mayoría de los jóvenes peruanos con quien me encontré en la universidad tiene un montón de conocimiento sobre todo; incluso, la política, la gastronomía, la historia del país, y también como tocar un instrumento. Me di cuenta que estoy estudiando con las personas más inteligentes por su edad, y eso es una marca de esta sociedad peruana/hispanohablante. La gente pone mucha importancia en la educación porque hay que pagar mucho por una buena educación. El sueldo mínimo en el Perú es super bajo, es por esto que muchas personas no reciben un nivel de educación suficiente para entrar la universidad con becas. Entonces estoy experimentando el estilo de vida de los jóvenes con más privilegio en todo el Perú. Así que he aprendido aprovechar cada segundo que estoy acá como una joven en una sociedad hispanohablante porque – y eso no puedo reforzar esto lo suficiente – es una oportunidad inolvidable que tengo! Esta experiencia es algo que recomendaría a todo el mundo si tuviera la capacidad de hablar otra lengua.

I have grown up, I have learned another language, I have made friends from very corner of the earth and I have memories that will stay with me for life.

Igualmente, tengo todas las oportunidades de experimentar que lo que se ofrece el Perú porque somos jóvenes, sanos, suertudos, y mayormente hispanohablantes!

Perú – ser joven en una sociedad hispanohablante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *